Cullera

Comparte con tus amigos:

Una ciudad con una historia que encanta a grandes y pequeños: la leyenda de un rudo pirata.

Cullera
¿Habéis oído esas historias en las que unos piratas asaltaban una ciudad? En Cullera pasaron de verdad. Fue durante la época del rey Carlos V que el pirata berberisco Dragut aterrorizó las costas mediterráneas españolas. Se cuenta que tanto miedo le tenían en Cullera que la ciudad se vació, lo que aprovechó el pirata para convertir el lugar en su base. Por cierto, dicen que en alguna de sus cuevas todavía hay parte de los botines de este corsario. Igual encontráis algún doblón en vuestro paseo por la playa.

Deja una réplica o Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *