Curiosidades sobre el fútbol

Comparte con tus amigos:

En cada uno de nuestros campamentos podéis jugar al fútbol (tenemos instalaciones para ello)…. Y ahora que lo pensamos, ¿os habéis preguntado alguna vez por qué nos gusta tanto o cuándo se inventó?

Todos sabemos que el fútbol tal y como lo conocemos se “inventó” en Inglaterra en 1848 (aunque los documentos con el reglamento original se perdieron y hoy sólo disponemos de una copia de 1856). Sin embargo en el siglo XIV ya se jugaba un “juego de pelota” o fútbol de carnaval que el rey Eduardo III prohibió por dos razones: era demasiado violento y los soldados preferían echarse un partido a ejercitarse con el arco.

oldfoot

Según algunos estudiosos e historiadores ese “juego de pelota” podría ser una versión de un deporte francés llamado soule, que se jugaba en campo abierto y que consistía en llevar una pelota de vuelta a un lugar determinado. Las reglas podían cambiar de un partido a otro (si sois seguidores de las tiras de Calvin & Hobbes os diremos que era prácticamente como el “Calvinball”) y, curiosamente, también fue prohibido por orden real debido a que un partido podía causar daños incalculables en los cultivos.

Menos violento, al menos para las autoridades, fue el calcio fiorentino. Se jugaba durante el siglo XVI y sus orígenes son polémicos: algunos dicen que evolucionó del “fútbol de carnaval”, aunque no sabemos cómo llegó a Florencia (Italia) desde Inglaterra; y otros afirman que se trata de un deporte 100% italiano. El calcio ya se jugaba en un terreno especialmente adaptado, e incluso tenía normas –se escribieron en 1580-. Una de esas reglas ordenaba que cada equipo tuviese 27 jugadores, de los cuales 5 tenían que ser porteros. Con tanta gente os podéis imaginar lo emocionante que era… especialmente para el árbitro.

Soule y Calcio Fiorentino

Soule y Calcio Fiorentino

En otros países más lejanos también se jugaban deportes parecidos al fútbol, aunque no tenían relación con los “abuelos” del actual que ya os hemos mencionado. Por ejemplo, en la China de la dinastía Han (siglos I y II a.C.) se practicaba el tsu chu, en el que los jugadores tenían que usar sus pies para meter una pelota en una red y del que había una variante que permitía a los deportistas regatear. En Japón existía algo muy similar llamado kemari, pero se trataba de un juego ceremonial en el que la pelota no debía tocar el suelo; a esto se añadía el vestuario muy largo y adornado de quienes lo jugaban, lo que hacía que un partido fuese más complicado aún.

Igualmente ceremonial era el pok-ta-pok de los mayas, que podría tener 3.000 años de antigüedad. Quizá os suene por una leyenda que cuenta que a los perdedores se les cortaba la cabeza, aunque esto no ha podido ser probado. Tampoco se ha podido encontrar relación con el Pasuckuakohowog, jugado por los indios de Norteamérica y cuyo nombre significa “los que se reúnen para jugar a la pelota con el pie”.

Kemari y pok-ta-pok

Kemari y pok-ta-pok

Como podéis ver la humanidad lleva fascinada con el fútbol siglos (nos llevaría páginas enteras hablar de otros parientes y familiares). Es normal que lo llamen “el deporte rey”.

Si quieres leer este post en inglés sigue este enlace.

Deja una réplica o Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *