El Retiro

Comparte con tus amigos:

Es el parque más emblemático de Madrid. Por supuesto estamos hablando del Retiro, un lugar con muchas historias que contar. ¿Venís con nosotros a conocer algunas de sus historias?

retiro1

El Parque fue creado allá por 1630. Por aquel entonces sólo paseaban por él reyes y cortesanos; y este estado duró mucho tiempo. ¡El parque no se abrió al público hasta 1868!

Seguro que os habéis dado una vuelta por el estanque o habéis montado en barca por sus tranquilas aguas. ¿Pero sabéis que en él se llegaron a representar batallas navales? Al parecer eran el divertimento favorito del rey Felipe IV.

retiro2

El estanque del Retiro también tuvo su “monstruo”. En serio. Se trataba de “Margarita”, una carpa de 12 kilos de peso y un metro de longitud. Dicen que fue encontrada en 2001 después del vaciado del estanque para ser limpiado y que todavía hoy se le puede ver buscando migas de pan.

No es el único ser legendario que habita por aquí. También dicen que entre sus árboles se esconde un curioso duende con una afición extraña para un ser de cuento, la jardinería. De hecho dicen que durante el reinado de Felipe V (siglo XVIII) se dedicaba a cambiar las flores de sitio para agradar al rey y a la corte.

retiro3

Seguro que hubo un visitante con el que el duende no se portó tan bien. Y ese fue el ejército de Napoleón, que instaló su campamento en el parque. Debido a esto fueron arrasadas varias hectáreas de terreno.

Y ahora que hablamos de franceses, ¿sabéis quién es Auguste Eiffel? Sí, el constructor de la famosa torre de París. Pues bien, uno de sus alumnos, Alberto de Palacio, propuso construir en el Retiro un gigantesco globo terráqueo de 14 metros de altura y 700 de longitud que iba a albergar un palacio de congresos, un hotel… ¡y hasta un zoo!

retiro4

Y  hablando de zoo… Antes de que existiera el de la Casa de Campo había que ir hasta el Retiro para ver animales de otros países y continentes. Evidentemente el sitio se quedó pequeño; por lo que hubo que crear el actual zoo en 1972.

Por último, ¿sabéis que hay alguien que ha visto todas estas historias desde su principio? Se trata de un ciprés calvo que nadie sabe cuándo se plantó ni quién lo trajo hasta el parque, ¡pero se sabe que tiene más de 340 años!

El Retiro, ya lo veis, es un lugar con muchas historias. ¡Seguro que vosotros sabéis alguna que se nos ha escapado a nosotros!

Deja una réplica o Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *