La playa mayor de Salamanca

Comparte con tus amigos:

Es una visita obligada para todo aquel que pasa por Salamanca. Seguro que si habéis venido a nuestro campamento en la ciudad habéis visitado este lugar lleno de historia y de historias…

salamanca21

Os habrán contado que la Plaza fue construida entre 1729 y 1755 y que a todos maravilla por su simetría… ¡pero lo cierto es que ninguno de sus lados mide lo mismo! Miden serían 83, 81, 76 y 82 metros.

¿Sabéis que también está incompleta? A ambos lados de la espadaña del ayuntamiento debería haber dos torres, pero no pudieron alzarse por problemas con los cimientos. Sin embargo podéis haceros una idea de cómo hubieran sido porque el diseño de las torres se usaron para levantar las torres de la Clerecía.

salamanca22

Es muy probable que hayáis querido sacar al famoso reloj una foto “perfecta”, de esas en las que sólo se ve el monumento… pero no hayáis podido porque siempre hay gente. Digamos que en la ciudad ese es el punto de referencia para quedar, por lo que siempre habrá alguien esperando o charlando bajo él.

También es probable que os hayáis dado cuenta de que hay ventanas en la Playa Mayor que nunca se abren. Algunas de ellas son falsas y no dan a ninguna habitación. Sencillamente fueron “colocadas” ahí para no romper la armonía del conjunto.

salamanca24

Se cuenta que en los años 50 del siglo XX los enamorados quedaban para encontrarse en la Playa Mayor pero, para evitar miradas indiscretas, se seguía una costumbre: los chicos daban la vuelta a la plaza en un sentido y las chicas en otro. Sólo podían hablar entonces  cuando se encontraban, ¡unos pocos segundos, pero merecía la pena!

La Plaza Mayor de Salamanca es de los pocos monumentos que está en dos lugares al mismo tiempo. Nos explicamos: en Salamanca Street (Londres) hay una placa en la aparece una imagen suya. ¿La razón? Esta placa conmemora la victoria inglesa en la batalla de Arapiles (al sur de Salamanca) contra los franceses.

salamanca23

Una última curiosidad que podéis comprobar. Se dice que si alguien se tumba boca arriba en el centro exacto de la plaza puede ver a la vez sus cuatro lados.

Estos son unos pocos datos curiosos; pero hay muchas historias más. ¡No dudéis en consultar a vuestro monitor! Seguro que sabe algunas muy divertidas.

Deja una réplica o Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *