Los diferentes significados de los Huevos de Pascua

Comparte con tus amigos:

Lo hemos visto en muchas películas y series de dibujos animados (claro, está para aprender inglés). Con la llegada de estas fechas muchos niños, especialmente los norteamericanos se apuntan a la tradición de buscar y encontrar huevos de Pascua. Incluso aquí en España hay dulces típicos de estos días, como las monas de Pascua, que tienen forma de huevo.

Pero, ¿de dónde viene esta tradición? ¿Qué tiene que ver la Pascua con unos huevos… y hasta con un conejo? Vamos a tratar de daros una explicación.

prehistoria-camp
Sabemos qué es las prehistoria: alguna vez han visitado los campamentos desde allí.

En primer lugar tenemos que ir muy, muy atrás… ¡A la prehistoria! Nuestros ancestros, al ver que el invierno se acaba veían como las aves volvían del sur y comenzaban a poner huevos, con lo que asociaban el término de la escasez invernal con el alimento traído por las aves.

La creencia daría un paso más gracias a un cuento alemán según el cual la madre de una familia muy pobre escondió en su jardín huevos de colores para que sus hijos tuvieran un modesto regalo con el que celebrar la llegada de la primavera. Los hijos vieron un conejo merodeando por entre la hierba y le siguieron hasta el escondite de los huevos… ¡Con lo que pensaron que fue el mismo conejo el que trajo los regalos!

enfobarca
Algunas veces hay que buscar los huevos de Pascua por tierra, aire… y mar

Las piezas del puzle van encajando, ¿verdad? Ahora bien… ¿Por qué se asocia el conejo que reparte huevos con la Pascua?

¿Os habéis dado cuenta de que la Semana Santa y la Pascua se celebran casi al mismo tiempo que la llegada de la primavera? Esta coincidencia permite que la Pascua se asocie con los tiempos de abundancia que llegan después del invierno. Además, si tenemos en cuenta que el huevo es un símbolo de la vida que nace  y que  también se dice que el conejo es un símbolo del alma que tiene que escapar veloz de la maldad ya nos encajan todas las piezas.

foto
…y otras veces hay que subir bien alto para saber dónde pueden estar escondidos.

Como veis todas las costumbres tienen un significado y una curiosa historia detrás. Y muchas veces es mucho más divertido investigar que la propia tradición. Por cierto… la próxima vez que comáis una mona de Pascua… ¡Acordaos del conejo que vieron aquellos niños alemanes!

P.S.: Por cierto… ¿Sabéis que esos pequeños detalles curiosos en las películas que hacen referencia a otras películas o personajes se llaman “Huevos de Pascua”? Ya sabéis: los compañeros de E.T. en Star Wars o los relieves egipcios de En busca del arca perdida que son R2D2 y C3PO.

Deja una réplica o Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *